El Ingeniero argentino Rodolfo Álvarez relató a El Nuevo Diario por qué debió pernoctar a orillas del cráter del volcán Masaya, también explica el objetivo de su misión, los costos y los beneficios que traería.

Un derrumbe dejó enterrados los cables de ascenso, por lo que quedó varado en una zona del volcán Masaya y durmió una noche dentro del coloso bajo el peligro de gases, derrumbes y temblores. Rodolfo Álvarez, explorador argentino que lideraba una misión de instalación de un sistema de descenso en el cráter Santiago, espera que no se detengan las expediciones científicas y pueda concluir el trabajo que inició, y que ya lleva un 80% de avance.

Lea el artículo completo en el periódico el Nuevo Diario.

 

*Foto Crédito al Nuevo Diario